Un nuevo decreto con viejos argumentos y mucha publicidad

Entre Ríos, 31 de Agosto de 2019.



Por tercera vez, debimos iniciar un amparo ambiental contra el nuevo decreto n° 2239 del gobierno de Bordet que vuelve a restringir las distancias de protección de escuelas rurales sin el rigor científico necesario para preservar la salud de niños, niñas y docentes rurales.

El fiscal de Estado en el show de las Buenas Prácticas en las que nunca probaron con agrotóxicos sino con agua

la gurisada en su inocencia
El detalle pormenorizado de cada prueba presentada por nuestro gobierno ha sido analizada en el expediente, y objetada por nuestra parte por irrelevante, parcial y desactualizada (estudios de hace 10 años atrás ya superados) debido a que sus fundamentos no aportan evidencia de rigor científico que acrediten la inocuidad de los productos usados en el campo entrerriano como tampoco la inexistencia de riesgo en salud. Jamás pudieron probar que al reducir las distancias de pulverizaciones no se daña la salud humana. 

La gravedad institucional con la que juegan tanto el Fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes, como la respuesta dada por el procurador general Dr.Jorge García en la cual avaló la constitucionalidad del decreto, sin analizar los daños en salud acreditados en el expediente y con la sola preocupación de que no sean violados los derechos del grupo de productores.
El procurador general tiene la función fundamental de defender al Estado en su integralidad; debe velar porque  no se vulneren los derechos fundamentales de la comunidad entrerriana, y eso involucra en primer lugar el derecho a la vida y la salud, con mayor fuerza a los grupos más vulnerables como son nuestros niños y niñas; toda función que desconozca estos pilares podrá ser catalogada como una falta grave al debido ejercicio de la función pública
Específicamente el Art 1 de nuestra Ley orgánica del Ministerio Público establece que “ El Ministerio Público tendrá independencia orgánica, funcional y tiene por función promover la actuación de la justicia en defensa de la legalidad y los intereses generales de la sociedad”. 
En el expediente poco serio del Fiscal de Estado se desconoce la ordenanza de prohibición de glifosato de Gualeguaychú.
Por lo tanto, que la defensa de los poderes concentrados de las multinacionales de venta de insumos, la promueva CASAFE (cámara que agrupa a los empresarios que venden agroquímicos) y no nuestros funcionarios públicos, quienes deberían velar por los bienes y derechos de todos. 
Nuestro reclamo exige la urgente protección de bienes colectivos de todos los entrerrianos como son la calidad de agua, aire y tierra y la salud de niños, niñas y docentes de nuestra provincia. Hemos presentado sólida evidencia de daño concreto en ambiente y salud de la población rural expuesta.
Si el Dr. Galanti decide convocar a terceros, debiera ser  para discutir lo que se trata en este reclamo judicial. En este proceso no se ventilan temas de daños y perjuicios económicos a productores. 
¿Desde cuando las víctimas deben hacerse responsable de la productividad de una actividad que los perjudica? ¿Por qué el Estado entrerriano asume esa defensa parcial? 
Se discute, nada más y nada menos, que la SALUD de la comunidad entrerriana y de las generaciones venideras. En este sentido, hemos propuesto como parte de la prueba la citación de  un comité científico a los fines de poder seguir aportando evidencia científica sin conflictos de interés a la causa. 
Preservar nuestras fuentes de agua, la calidad de aire que respiramos, el suelo fértil que nos alimenta, y la salud de nuestras poblaciones rurales NO resiste más especulaciones ni presiones. No es un juego y sólo se puede perder. Estamos interpelados como sociedad a una acción urgente. Por eso, argumentar que necesitamos las divisas de las exportaciones además de ser ilegal porque viola normas fundamentales de nuestro estado de derecho, demuestra un grado de perversión desmedida, que destruye nuestra comunidad.
Si de verdad al estado entrerriano le interesa preservar la actividad productiva de la provincia, debería impulsar capacitaciones en agroecología (en vez de frenarlas), líneas crediticias que apunten a la diversificación productiva, un plan de reducción impositiva que fortalezca al pequeño productor y dejar de dilapidar los recursos del estado en los espectáculos del Dr. Julio Rodríguez Signes y el show de las Buenas Prácticas y sus tarjetas hidrosensibles mojadas con agua, en vez de agrotóxicos (un hecho desestimado por su invalidez como método científico en la causa judicial que nos convoca)
Tanto el fiscal de estado como el procurador general se esmeran en proteger solamente los intereses de los grupos concentrados cuando debieran defendernos a todos.
Volvemos a exigir a nuestro gobernador Bordet que impulse, de manera urgente, una política pública que involucre los intereses genuinos de la sociedad en su conjunto. En vez de los decretos contra la salud, financie y promueva como política pública el Foro de agroecología provincial para acompañar la transición productiva que nuestra provincia NECESITA y MERECE.

Señor Fiscal Julio Rodríguez Signes,
Señor Procurador General, Jorge García 

Señor Gobernador, Gustavo Bordet #BASTAESBASTA



Contactos:
Facundo 3455084950 (Concordia)
Cristina 3442624121 (Concepción del Uruguay)
María 1134712612 (Colón)
Aldana 3434588910 (Paraná)
Emilio 3446 638742(Gualeguaychú)
Luján 3446640365 (Pueblo Belgrano)-

FB Coordinadora por una vida sin agrotóxicos en Entre Ríos: Basta es basta .https://www.facebook.com/coordinadorabastaesbasta- 
coordinadorabasta@gmail.com-
https://bastaesbasta.blogspot.com
.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un Amparo Judicial Favorable a los Pueblos Fumigados. Aplicar Agrotóxicos a 50 Metros de Zonas Pobladas Es Incostitucional

Carta Abierta al Sr Gobernador de Entre Ríos

Nota Cámara de Senadores por Humedales e Islas de la Provincia de Entre Ríos.